13 oct. 2006

Maneras de contar una misma realidad

No me he muerto, es sólo que si no fuera porque mi oficina es un primero y no creo que me haga más que partirme una pierna, ya me habría tirado. Antes decía “qué semana de trabajo llevo”, ahora, no se ni cuantos días llevo diciendo que son malos, con lo cual dirá algo simple y que me excuse: tengo mucho trabajo.

Al margen de esto, aunque no tanto, os contaré que he recibido varios mails de gente que me lee, y que yo no conozco ni por comentario. La gente, a través del blog, se hace una idea de cómo eres por lo que escribes, por lo que cuentas de tu vida. Yo no cuento nada que no sea verdad, os lo prometo. Todo puede adornarse, contarse con más seriedad o con más sorna, pero es todo cierto. Pero creo que, aún así, la idea de mi persona no puede hacérsela nadie hasta que me conozca, porque creo que en el blog no llevo una línea llamémosla “editorial”. Cada vez escribo de cosas diferentes, no tengo posts en mente ni mucho menos post escritos pendientes de publicar. Cuando tengo algo curioso o interesante, me siento, abro un Word y escribo. No suelo premeditarlo y a menudo pido ideas y temas porque se me acaba la inspiración ( y la espiración, también). Tampoco suelo repasar lo que escribo, motivo por el cual se me cuelan letras, me faltan acentos y esas cosas. Perdón.

Lo que vengo a decir con esto es que es muy fácil hacerse una idea de alguien, errónea, si se atiende sólo a lo que escribe en un blog bastante improvisado. Revisando un poco atrás puedo dar una imagen que, hechos constatados, no es la real ni se acerca. Y eso tiene que ver no sólo con los temas sobre los que escribas, sino con la forma y el estilo. Para poner un ejemplo práctico voy a hacer un resumen de mi vida a día de hoy, en unas líneas, para que veáis que la realidad tiene muchas maneras de ser vista, de ser contada, y que, recuperando el post de un amigo ( edu), cada uno cuenta su película según quiere o le interesa, y eso, a veces ayuda y muchas, la mayoría: perjudica.

Manera 1. La chupiguay.

Eva Luna. 25 años, reside en Madrid en una zona media, cercana al centro pero sin la delincuencia y escándalos habituales en éste. Trabaja en el centro, como ejecutiva de cuentas en una agencia de publicidad de tamaño medio, agencias que suelen ser más adecuadas que las grandes porque tratan al personal como es: persona, no como un número de extensión pegado a un teclado. Para el tiempo que lleva trabajando en la empresa, está bastante bien considerada, le encargan trabajos de responsabilidad y delegan en ella asuntos relevantes. Eso le hace sentirse, al menos, valorada en su puesto. El trabajo le deja el tiempo libre justo para intentar ver a sus amigos, que gracias a los esfuerzos del día a día, son buenos y cada vez más numerosos. Los fines de semana trabaja en salas de moda como bailarina, lo que le proporciona una dosis de diversión y glamour a la par que el odio de cientos de chicas que les gustaría estar donde ella: bailando y cobrando. Este trabajo, no obstante, le permite asistir a cenas y reuniones con los amigos, para contarse el devenir de sus vidas.
Además de esto, Eva Luna mantiene una relación estable con su novio, desde hace casi 3 años, y aunque de momento no viven juntos, es la meta a conseguir de aquí a unos años si la cosa sigue igual de estable y feliz.
Las aficiones de Eva Luna son varias: el baile, el cine, el arte, Internet, mantener vivas sus amistades y tratar de ser feliz. A todo ello trata de dedicarle un tiempo que siempre va ajustado, porque ella vive en Madrid, donde se pierde mucho tiempo en traslados.
Pese a todo, se puede decir que su vida es casi plena, y ella, bastante feliz.

Manera 2. La Otra (como telemadrid)

Eva Luna. 25 años, reside en Vallecas, zona antaño degradada pero bastante decente a día de hoy, barrio tranquilo y cercano al centro, pero sin grandes lujos ni aspiraciones. Tarda entre 30 y 45 minutos en llegar al trabajo, en el centro, para ello hace uso y disfrute de metro o tren o autobús, siempre combinados entre sí. Apretujones, prisas, tacones que pierden la tapa, son constantes en su día a día. Trabaja en una agencia de publicidad desde hace poco tiempo, donde han observado que es espabilada y, donde pese a ser la última mona, la explotan hasta horas indecentes, haciendo más horas que un sereno que, por supuesto, no son ni remuneradas ni recompensadas con días libres. Este trabajo negrero la deja bastante agotada de cabeza a pies, por lo que su anterior afición de ir al gimnasio se presenta ahora como una opción lejana y desconocida. Los malos horarios la obligan a deshacer citas con amigos, con la pareja, con la familia, con la misma sonatina de siempre: es que me han metido un marrón de última hora. Y ella es consciente de lo mal que suena, pero es así, y sabe que la gente tiene un límite de paciencia y que, un día, sus buenos amigos a lo mejor dejan de llamarla y de contar con ella. Los viernes por la tarde se supone que libra, y claro, deja todos los planes para ese día, y de repente varios mensajes la vez se da cuenta de que no le da tiempo a todo, porque además, trabaja las noches del fin de semana. Incansable, hace planes para el cine, exposiciones, cañas, para cenar, todo lo que se pueda antes de irse a bailar, puesto por el que millones de chicas matarían (como en El Diablo viste de Prada), pero que a ella, cada día, harta más. Está harta de no poder disfrutar del sábado entero, de no poder hacer planes de larga duración, de tener que ir peinada, maquillada y con ropas imposibles y tacones infinitos. Y sí, puede dejarlo, pero necesita la pasta. Así de sencillo.
Además de esto, mantiene una relación con un novio con el que lleva casi 3 años, el cual odia que baile, odia que siempre tengan horarios para verse, odia no tener fines de semana como la gente normal, y son cosas que le echa en cara, son cosas por las que discuten. Pese a esto, se llevan bien y ven muy difícil poder vivir juntos en Madrid, aunque no pierden la esperanza (Aguirre…)
Las demás aficiones, lo que se llama Vida Propia, o Tiempo Libre, siempre están en segundo plano, sólo se le dedican horas de vez en cuando, cuando el tiempo lo permite o es festivo y se decide a no trabajar más. Y siempre, todo esto, a costa de dormir menos, de no descansar y de no parar.
Pese a todo esto, ella es feliz. No tiene grandes esperanzas para el futuro, lo ve todo bastante negro en Madrid en temas de vivienda, trabajo, tiempo, vida. Pero no se puede quejar, tiene mucha gente que la quiere, y espera encarecidamente que nunca pierdan su paciencia, infinita siempre.


¿¿Con cuál te quedas??

21 comentarios :

Marta dijo...

¿Con cual me quedo? Sin duda con la segunda. A mí me gusta más, no sólo porq se ve más realista sino porque además me parece que va más con tu estilo de contar las cosas, con un toque de humor jeje. Pero de todas formas, como bien dices, ¿quien soy yo para saber cómo eres?

Está claro que cada uno cuenta la película como le parece según lo que quiera dejar ver...a veces nos ponemos de vícitmas totales (que díficil es ser yo, que mal me trata el mundo) y otras veces (la mayoría) nos dejamos por estupendas y divinas. Lo mejor es cuando contamos varias versiones de lo mismo según el estado de ánimo del momento..."esq no fue tan así..." xDD.

Un besote evita lunera

tamborina dijo...

en mi primer comentario, pero después de algún tiempo leyendo este blog, te cuento mi visión, es una mezcla de ambos, en realidad creo que no me gusta más ni uno ni otro, simplemente, me gustan tus historias, y el positivismo con el que las cuentas, y puede que influya que esta lectora también viva en madrid, para sentirme más cercana a ellas, aún sin conorte... y en el fondo es eso, no creo que sea cuestión de juzgarte o querer conocerte, para mí, desde mi puesto de trabajo, que es desde donde te leo (un día me echan, seguro)por primera vez te cuento yo a ti algo y en resumidas cuentas es: seas como seas, transmites alegría, buen humor, ganas de superación, gran amiga de los que de verdad te conocen,... y desde este otro lado, impaciencia por un nuevo post!!!

zmt81 dijo...

Me quedo contigo

bebita dijo...

Me quedo con las dos porque la aspiración de ambas es la misma que la mía y la de la mayoría de la gente: simplemente, ser feliz.

Cómo te entiendo con los de los horarios de trabajo imposibles que nadie, especialmente novio, comprende... En fin...

Hoy te mando dos besos, uno para cada eva!!

siouxie dijo...

Puedes ser la una o la otra , según sea tu estado de ánimo :), según veas el vaso medio lleno o medio vacío... :) .
Besos, chata.

Pol dijo...

Uy uy...no se puede escoger...la verdadera tu es una mezcla: la glamourosa, la vallecana y la real...la de carne y hueso. En muchas ocasiones, nuestros blogs son la muestra de una parte de nosotros que quizas en la vida real pasan desapercibidas, por eso somos indivisibles.

Así que no nos corresponde a nosotros escoger sino de aceptarte a ti tal como eres...leerte y punto :P (y si encima podemos hablarte o conocerte, suerte doble)

Un besazo my lover.

Mikaelina dijo...

¡Que sería de una sin la otra!
La chupi una pija insoportable y la otra una frustrada punto estresada. De estas nos quedamos con el coktail, sin duda!!

En todo caso, uno se hace una idea de los protagonistas de los blogs, no solo por las historias, también los detalles, las palabras que se escogen, el tono... Creo que la imagen puede ser sesgada o parcial, más que errónea.

Enis del mar dijo...

Pues chica, que quieres que te diga. Adoro a las dos.
Como si eres quintilliza. Tú eres tú y tus circunstancias. El color con que las pintes me es indiferente. Tú nunca podrás serlo.
Besos.

milena de las sexperiencias dijo...

Cada una sirve y es buena según como te levantes por la mañana. O según en qué película querrás estar, mi querida Eva Luna.

¿Alguién que sea joven y que entienda de marketing? Pues queda convocado en una reunión urgente en mi boudoir.

FlordeNoche dijo...

Yo me mojo. Me gusta, sin duda alguna, más la primera. Es una manera de ver las cosas optimista y alegre, hay que saber reírse de las cosas y no agobiarse. Además tu vida no está nada mal, como la muchos que te leemos. Las hay peores. Un besazo, sigue así.

lallamada dijo...

eres geminis?

primaveritis dijo...

Considerando lo negra que veo ahora mismo la vida, con telemadrid, sin duda.
Probablemente es un efecto secundario del Otoño, necesito hivernar ya.

Eva Luna dijo...

Hola a tod@ssss!!

Marta, es verdad que a veces nos ponemos víctimas de ay que mal me va, como odio mi vida etc.. lo importante es que sea solo " a veces" no?? pero es normal, somos humanas.

Tamborina!!! millones de gracias de verdad, me animas un montón a intentar mantener el equilibrio entre las 2 y a seguir contandolo por aquí! un beso

Zetita, y yo contigo, valeee? :p

Bebita, pues 2 besos más para ti también, y feliz lunes!!!

Sioux, la cosa es como te ven los demás según como tu lo cuentes, que hay que intentar contar las cosas como de verdad son. Un beso chata

Pol, la verdad es q el blog ayuda a darse a conocer y conocer gente, pero hasta q no se habla de tu a tu no podemos saber si esa persona es así en realidad no??
un beso guirilover!!!!

Mikaelina, te aeguro que soy cualquier cosa menos pija, ay si me vieras jajajaj,pero si, leído puede parecerlo, es por eso mismo que digo lo de interpretar lo que leemos!! besos

Enis, muchas gracias, pero quitilliza no, q horror jeje. Besos

Milena, voy a tu blog a darte mi humilde opinión pues.

Flordenoche, la primera está idealizada, es real pero no cuenta lo malo del día a día, pero vale!! un besote.
PD: si, hay miles de vida muuucho peores

L mOnster, no, soy cancer!

Primaveritis, es la más real: tiene lo bueno, lo malo y lo peor. Como la vida misma. Muchos animos hija!!

Estepagrisa dijo...

Pues me quedo con mi Amiga Eva. Así de simple.
Besos

mixizar dijo...

yo me quedo con la que más feliz sea... el resto da igual con tal de que mis ojillos llorosos por el trancazo que tengo, vean a una eva luna sonriente y feliz!


un besote gordo guapa!!!

Blue dijo...

Yo siempre prefiero la realidad a la ficción, aunque creo que no solo somos lo que somos, sino también la imagen que nos ahcemos en la cabeza.
Opss que lío me he hecho yo solo.
Besines, y na que ya he perdido la virginidad también en tu blog.

Hans dijo...

A mí me gusta que seas guapa y trabajes en un sitio chulo. Todo lo demás nos pasa a todos en mayor o menor medida. De lo que se trata es que el trabajo te guste y el resto de tu vida sea razonablemente feliz. tu problema es que el día sólo tiene 24 horas... a mí también me pasa ;-D

Ysbrand dijo...

Uy, Eva, yo creo que depende del día tú misma te quedaras con la Chupiguay o con la Otra. Si te das cuenta la única diferencia entre una versión y la otra , es el punto de vista : desde dentro o desde fuera (de ti). Y son diferencias cualitativas sobre los mismos hechos inamovibles.

Basicamente con esto quiero decir que tienes todo el derecho del mundo a sentirte chupiguay si te da la gana.

Eva Luna dijo...

Estepagrisa, yo contigo al fin del mundo, ya lo sabes... Besos mi niña

Mixi, guapa, ponte buena de los cocos q son mu desagradables!! y gracias, un beso.

Blue, desvirgados quedamos ( ejem), y si, somos lo que somos y lo que parecemos y lo que queremos ser, somos un lio, en definitiva!!

Hans, gracias, el sitio al menos si es chulo, está en todo el meollo!! Lo de guapa en fin, belleza interior tengo ( un pancreas estiloso q no veas...) Un beso y si consigues mas horas al dia dime el truqui!!

Ysbrand, a eso me refería, que mi vida REAL el la Otra, pero con el blog muchos, por lo que me escriben, se hacen una idea demasiado chupiguay... solo quería aclarar que depende de como se cuente algo, la cosa cambia un 100%
besos amoreeeeeee ( y vente a madriz coñoya)

lallamada dijo...

ya decia yo

Eva Luna dijo...

Lo cualoooo decías Lalla??