3 nov. 2009

Breve crónica

Con la cosa de "voy a poner una crónica de NY" y que me falta tiempo, hace casi un mes que he vuelto y no he dicho ni este yanqui es mío...


El viaje fue una pasada, las compras una locura, los rascacielos un canteo en general...pero lo que más me ha sorprendido es como en 4 días de pasear por Manhattan (quien dice pasear dice lesionarse un talón de tanto patear), parece que lleves toda la vida allí. Y no solo por lo sencillo que puede resultar moverse por calles numeradas, sino que, con toooodo lo que me quejo de Madriz, en el fondo una ciudad es una ciudad, y aunque allí todo es más grande, más variado, más bestia, en el fondo un bicho de ciudad se maneja igual de bien en una que en otra y se mimetiza con el paisaje enseguida.

A la pregunta de "Te irías a vivir allí?" diré que sí, que me iría, pero con una buena vida, es decir, con un curro que me permitiera vivir en Manhattan, si no puede ser en un barrio de lujo, al menos en la isla. Porque lo que son las afueras, suburbios, barrios de clase medio-baja...son mejores en Madrid. Es decir, que al menos a mi, me gusta más la idea de vivir en Villaverde o en San Blas que lo viejo que está Queens por ejemplo. Que tiene su encantó vintage si me apuras, pero para pasar un rato. Hay mucho más guetto que en Madriz, con diferencia, donde salvo unos pocos privilegiados, los demás somos mileuristas con trabajos normales, casas muy normales el que puede, padres normales con casa los demás, y no se ve tanta segmentación de clases como "Blancos en oficinas y bancos, latinos y negros en curritos de calle"

Pese a esta diferencia, la gente parece super feliz, orgullosa de su trabajo y contentos de ejercerlo, lo que no deja de ser curioso, y en eso nos ganan, aquí pocos están contentos con lo que hacen, no digamos ya como te tratan en una cafetería o la dependienta del Bershka. Que sí, que cobra 700 euros con contrato de esclava y lo siento, pero yo no tengo la culpa.
Supongo que me entendéis.

Y bueno, ver, vimos todo. O casi todo. Nos costó dejarnos los pies y la espalda en el intento, pero mereció la pena. Los edificios, los barrios, Chelsea mirando al río, el Soho petado de gente cool y tiendas impsibles, el distrito financiero con una iglesia al lado de la Bolsa, contrastes entre calles viejas con edificios de absoluto lujo....

Es imposible dejar de mirar y admirar. Y de comprar. Eso también.

Mañana me pasan la Visa, el seguro del coche, la Renta a pagar.... y me he dicho: qué mejor momento para hablar de NY!!!

Os dejo unas fotitos del artista de mi chico. A ver si os gustan!






2 comentarios :

Bichejo dijo...

NYC es lo más mejor del mundo!!!

Y sí, debe de ser por tantas y tantas películas y series, pero a los diez minutos de llegar te sientes como si lo conocieras...es todo taaaan familiar...

Gato dijo...

Qué fotacas más guapas... ¿No le obligas a posar tú a él?

Cuando sea mayor y tenga pasta me pienso ir para allá...