9 mar. 2009

Lunes!

Es lunes. Y aunque los argentinos con los que trabajo no lo entiendan, los lunes son eso, lunes, y punto. Y a no ser que te toque la lotería o te hagan una oferta de trabajo cojonuda, los lunes son malos. Y todos los que me leeis y entendeis el manual del perfecto españolito medio, me entendeis, a que sí?

Bueno, pues pese a ser lunes, pese a la negatividad que cunde en el ambiente, prefiero gastar unas líneas de post con algo positivo.
Porque hoy luce el sol. Porque este finde hemos estado en casita encerrados, relajados, durmiendo, viendo series, jugando al Little Big Planet y riéndonos como críos cada vez que un muñeco le suelta tan rijostio al otro que le duele hasta la mano. Porque hemos comido comida china, y palomitas, coca colas a litros, tostadas con mermelada. Porque encerrarnos de vez en cuando nos permite aparte de dormir, meternos en un superbaño de espuma y disfrutar cada hora porque pasa leeenta y pausada.

Porque sabes que el lunes vuelves al curro, a un curro que no sabes si durará un mes o diez o cuantos, porque estás rezando para que te saliera ese trabajo que has visto pero dudas tanto que prefieres ni pensarlo, porque todos los amigos con los que hablas están igual o peor, porque es todo a veces tan castaña... que hay disfrutar de fines de semana así. Fines de semana llenos de bienestar, de hacer lo que te apetece cuando y donde te apetece, las veces que quieres y de la forma que se te antoje. Eso es el verdadero lujo, creo yo. Que si tu curro, que te ocupa el 70% de la semana, es una mierda, que al menos te permita desconectar del todo el fin de semana, y que te importe un absoluto carajo porque estás en tu tiempo libre.

Así que me deleitaré el resto del lunes con estas imágenes de un finde maravilloso con mi pequeño. Que mañana me empastan una muela y la imagen seguro que no es tan agradable, cachis los mengues.

No hay comentarios :