27 nov. 2008

Locura y comentarios

Llevo 3 días con bastante locura porque he asistido a un evento de contenidos digitales donde he estado muy ocupada atendiendo a los conferenciantes, mandando mails de trabajo, tomando notas y chateando con mis amigas desde el móvil hasta dejarlo casi sin batería. Un poco de stress tecnológico, ays.

Y ayer me pasó algo que me sentó un poco mal. Borré desde casa unos comentarios del blog pensando que venían de la misma fuente y llegaron a la vez, pero resulta que no, que uno era de spam en otro post, pero el otro es de una persona que consideró que tenía no solo que opinar (que puedo respetarlo), sino que decirme algo.
Esa persona, obviamente y de ahí viene mi mosqueo, me conoce. Y aquí viene la duda, que planteo a los pocos que quedéis leyendo por aquí. Si lees algo de alguien a quien conoces y consideras que tienes que decirle algo serio, personal, reproche o lo que sea, ¿lo hacéis en un comentario público? ¿criticas a esa persona, la aconsejas o reprochas en público? ¿Sin importarte si a esa persona le va bien o mal, si le importa lo que le tengas que decir o se la suda?
Yo NO.
Si tengo que decir algo a alguien, llamo o mando un email, que puede ser impersonal, pero es privado, sobre todo por una cosa, porque si mandas un email esa persona puede decidir responderte o pasar de ti, pero si lo pones en un comentario en un blog obligas a la persona que bloggea a 1.contestarte 2.dejarlo ahí sin contestar o 3.borrar el comentario porque simplemente, no viene a cuento.
En este caso el comment estaba ya borrado desde blogger, y cuando llegué a gmail fue donde lo vi..., pero el caso es igual al 3.
Y me alegro de haberlo borrado porque me jode que una persona se crea con derecho a opinar solo porque me conoció, y lo haga de forma anónima.
No lo consiento además porque pasa otra cosa, y es que en internet no hay entonaciones, no hay gestos, no se puede interpretar y donde uno lee un saludo sin importancia, otro lee un juicio de valor de alguien que no tiene porqué opinar de lo que NO SABE.
Sin más.
Y yo no juzgo a nadie, así que no consiento que nadie me diga haz esto o lo otro, y el comentario no se muy bien qué decía pero me sonó a opinión de alguien que sabe nada de mi vida. Venga coño, a estas alturas de la película con consejitos publicitarios a mi.

En fin. Que por favor, si alguien tiene algo que decirme que me lo diga a la cara y se deje de comentarios anónimos, por favor, que somos mayorcitos y yo escribo aquí para mi, y para lo que yo quiera decir a quien quiero, a mi pareja o a mis amigos, no a nadie más.
Al final voy a tener que poner el blog para invitados?? ni que fuera yo famosa, no te digo...

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Me parece un poco ridículo que teniendo un blog PUBLICO te moleste que la gente de su opinión... Si lo que te molesta es que esa opinión no sea lo que quieres oir...
Hay una frase en la que dices "no consiento que nadie me diga haz esto o lo otro" aunque creo que te falta "si no me gusta lo que estás diciendo"
Cuando dices que escribes aquí para tí, para quien tu quieres, tu pareja o amigos... recordarte que es un blog público... no se, un poco ridículo tu comentario ¿no?... yo misma he entrado alguna vez y me he reido algunas veces y otras he alucinado y no soy ni tu novio ni tu amiga. ¿Debo dejar de entrar y de leer?¿No puedo incluir mi comentario porque quizá lo elimines porque no te gusta? Bueno correré ese riesgo
Ánimo que lo bonito de la vida son las difencias, si todos opináramos igual esto sería muy aburrido.
Lorena

Eva Luna dijo...

Hola Lorena,
este blog cumple ahora 3 años, y en todo este tiempo creo que habré borrado un par de comentarios por resultarme ofensivos.
Por supuesto que quiero que la gente que me lee cuando le apetece, comente y opine, de hecho en post digamos, comprometidos, hemos tenido opiniones de todos los gustos, pero son eso: OPINIONES, no críticas, juicios de valor o consejos.
Cuando una persona que no está en tu vida se cree con derecho a decirme cosas de mi presente o mi pasado que considero que me perjudican, pues lo siento, pero he decidido borrarlo.
Y es un blog público, sí, por eso me gusta conocer gente como he conocido maravillosa a través de él, pero una cosa es que sea público y otra es que todo valga. Eso, lo siento, pero no.
Se llama Spam, o la figura, Troll. Y eso si que no!

un beso y gracias por el comentario.

Hans dijo...

Creo que un blog no es una exposición abierta pública de uno mismo. Eva puede (o no) llamarse Eva, y, por ejemplo, yo pasé mucho tiempo siendo muy discreto con mi identidad. Si uno opta por esa 'discreción' los demás no tienen derecho a tirar por tierra el planteamiento.
De vez en cuando me 'descubría' alguien que, a pesar de mis cautelas (evitar keywords muy 'aparentes') me reconocía, pues me conocía en el mundo real; es lógico porque el blog lleva cierto tiempo vivo y porque alguien que lo lea se encuentra exactamente conmigo: en ese sentido soy transparente. No me hubiese gustado que me desvelasen: yo era y quería seguir siendo Hans en la blogocosa. Aunque ahora ya todo haya cambiado.
Estoy con Eva: las cosas personales a la cara o por medios adecuados, no en un blog.

Hans dijo...

Creo que un blog no es una exposición abierta pública de uno mismo. Eva puede (o no) llamarse Eva, y, por ejemplo, yo pasé mucho tiempo siendo muy discreto con mi identidad. Si uno opta por esa 'discreción' los demás no tienen derecho a tirar por tierra el planteamiento.
De vez en cuando me 'descubría' alguien que, a pesar de mis cautelas (evitar keywords muy 'aparentes') me reconocía, pues me conocía en el mundo real; es lógico porque el blog lleva cierto tiempo vivo y porque alguien que lo lea se encuentra exactamente conmigo: en ese sentido soy transparente. No me hubiese gustado que me desvelasen: yo era y quería seguir siendo Hans en la blogocosa. Aunque ahora ya todo haya cambiado.
Estoy con Eva: las cosas personales a la cara o por medios adecuados, no en un blog.