13 may. 2008

Too many things...

Cuando te pasan un montón de cosas en pocos días, te aturullas y abres el blog y dices: a ver por donde empiezo.
Pues las suelto sueltas, que es muy reiterativo y fantástico a la vez.

El viernes robaron a mi madre, en el coche, aparcando, con la niña de 10 años que cuida detrás, rompieron la ventana del copiloto para llevarse el bolso. El resto del día os imagináis, denuncias, anular visas, móvil, cambiar la cerradura (ya puedo sacarme un sobresueldo como cerrajera, tú), llevar el coche a algún taller que lo guardara hasta el lunes... en fin, un susto que no veas. Lo peor es que te pasan estas cosas que te hacen explotar, y aunque no sean lo más grave del mundo, piensas en la racha de mala suerte de los últimos años y te deja hecho mierda porque ves que las cosas nunca van como uno quiere, y que por muchas cosas buenas que tengas en la vida, hay tannnntas pendientes de solucionar que cuando te pasa una así, revientas... (gracias María, por escucharme cuando me entró el agobio mortal, eres un sol)

Por suerte solucionamos todo rápido y conseguí arreglar la noche, quedarme en casa con mi chico que me devolvió la alegría, me quitó el susto y el mal rollo, y es que estando a mi lado me hace darme cuenta de que todo se va a solucionar, poco a poco o cuando sea, pero se arreglará. Hay que relativizar y valorar lo bueno que tenemos, que es mucho.

Por otro lado, llevo desde la semana pasada sufriendo mareos que me dejan horas hecha polvo. Soy propensa a sufrir bajadas de tensión así, pero en una semana me ha pasado 3 veces y estoy un poco mosqueada porque no se qué es y en fin... el sábado volvió a darme y no es grave, pero sienta mal querer hacer cosas y estar mareada. Por suerte, me animé a salir a cenar y después, se me fue pasando. Las conversaciones de la cena sobre los posibles motivos dieron para bastante, en fin... Malos!!!

Por otro lado (bis), ayer fui a la segunda entrevista de la agencia que me entrevistó hace unas semanas, y parece que entre hoy y mañana me llama a darme una respuesta, pero de momento no lo ha hecho. Parecía super convencido preguntándome cuando empezaría, cuanta retención, blabla blibli, pero aun no me ha hablado de pasta, así que esperando estoy.

Qué sinvivir, entre trabajo, enfermedad ( o no)... estoy que no me centro. Llevo 3 semanas sin ir al gimnasio entre salir tarde, quedadas, viajes y enfermedades, y me da rabia la verdad, que es por salud y forma física, pero también por pasta, qué leches. En fin, hoy iré y a ver si sigo mejorando de mis males y puedo recuperar el ritmo.

Pese a todas estas medio-chungadas, pese al mal rollo de robo/mareos... el fin de semana me ha gustado mucho, nos lo hemos pasado bien, nos ha cundido el tiempo y he seguido comprobando que con las cosas más sencillas soy inmensamente feliz. Conversaciones a las tantas de la mañana en un garito, despertares a las tantas sin prisas y dejándose querer, noches intempestivas aprovechando hasta el último minuto... todo lo que te hace olvidar cualquier mal rollo y pensar: cualquier tiempo pasado fue peor.

PD: Cuando sepa qué me pasa, me relajaré. Ains.
PD2: Y cuando sepa si cambio de trabajo, os lo contaré. Re-Ains.

3 comentarios :

Urbandancer dijo...

Como muy bien dices, ya veras como se arregla todo tarde o temprano.
Lo importante es luchar por conseguir esas metas que cada uno se va fijando en la vida y saber disfrutar de las cosas y pequeños detalles que nos hacen arrojar una sonrisa.

Un beso muy fuerte y mucho animo raton.

Eva Luna dijo...

Gracias pequeño, sabes que pese a esos pequeños problemillas me considero muy muy feliz, con mucha suerte y muchas ganas de conseguir todas esas cosas, pequeñas, medianas y enormes. Con un poquito de ayuda siempre se consiguen ;)

Muchos mas besos....

querida_enemiga dijo...

Bueno nena, pues que lo de los mareos no sea nada, y que la respuesta de la agencia sea positiva... Yo sigo esperando también.