26 nov. 2007

Ni la menestra de fomento oiga

Esta semana estoy mega súper ocupada, oseatíaquefuerte...
De hecho ayer nos pusimos a hacer la lista de tareas pendientes para esta semana y jodín, qué pocas ganas. La verdad es que a veces me complico la vida yo solita, como comprometiéndome a trabajar la noche del martes de imagen en una conocida sala, porque me he cogido el miércoles de vacaciones ya que tengo tantas cosas que hacer que necesitaba un día.
Pero claro, para qué dormir el día anterior y hacer todo descansada si puedes ir a todo con ojeras y voz de Massiel.

El caso es que algunas de estas tareas son de mero ocio, como ir a dos conciertos que pretendo ir (uno seguro, el otro estamos en lista pero dependerá del ánimo reinante). Pero las demás cosas son necesarias: la revisión del coche, ir al médico a recoger resultados, recoger calzado del zapatero (vida o muerte, claro...)
Y que tenga que pedir un día porque no haya forma humana de hacer nada con este horario de mierda, me enfada, me cabrea como a una mona, porque no es justo tener que estar en un sitio 14 horas al día para un trabajo que un mono listo podría hacer.
Tengo amigos, amigas, con las que tengo que desquedar veinte veces hasta que consigo verlos, cuando alguien me propone un plan, siempre tengo que decir "a las 7 o 7.30 te digo si puedo o no"... Y la verdad, es que eso, mentalmente, agota. Eso se llama no tener vida, y no merece la pena ni cobrando una pasta, que encima, no es el caso.

Este finde ha sido bastante tranquilito, como hacía tanto frío ni he salido de noche, y he dormido todo lo que he querido. Me ha dado tiempo a leer el Elle a gusto, chatear, leer, y darme cuenta de que hay varias cosas que quiero hacer y que joder, perdón por la expresión, no puedo por cuestión del maldito horario. No puedo hacer ningún curso de nada, no puedo volver al gimnasio y de verdad lo necesito, no puedo vivir cabreándome a diario y no poder luego desahorgarme en el gimnasio, algo que he mantenido desde que tengo 9 años y no quiero dejar, sin más, lo necesite más o menos.

Así que nada, entre los propósitos de nuevo año y las tareas pendientes, uyssss, creo que mejor me tiro por un puente con glamour, y acabamos antes de que empiece la (maldita) Navidad....
¿ Tranquimazín en la sala??

5 comentarios :

lunadeplata dijo...

Hola Eva luna!, pues q si es cierto q andas más liá q la pata de un romano!
Y si puedo entenderte, en realidad somos muchos los q nos ponemos en tu lugar, pq somos muchos los q dedicamos más horas al trabajo de las aconsejables. Yo mismamente, y no veas la rabia q me da! uff!, con razón mi queja constante es decir lo rápido q se me pasan los días y lo cansá q estoy muxas veces!
En fin, q le vamos a hacer?, yo de momento ná, hay q pagar la hipoteca y no veas lo caras q están aquí tb en la luna!
1bs

Necio Hutopo dijo...

Cambiar de trabajo no es opción?

querida_enemiga dijo...

Jolines te pareces a mí hace dos años... y terminé mal, la verdad. Al final la salud se resiente, así que bájate de ese tren descarrilado antes de que sea demasiado tarde.

Eva Luna dijo...

Lunadeplata, yo por suerte o más bien por desgracia, no tengo opción a tener una hipoteca, en Madrid no hay ninguna hipoteca de menos de 900 euros, y yo con 100 euros no sé vivir un mes entero, habrá que subir a la luna a ver jejeje.. ánimo! un beso

Necio, sí, esa es la idea a partir de enero, pero no es tan sencillo encontrar sitio decente, al menos aquí. Un kiss y gracias

Querida, es lo que intento o voy a intentar,si tengo que ser asalariada mucho tiempo más, al menos que no sea 15 horas al día no?
Un beso guapaaaaa

Hairblue dijo...

¡Claro que puedes vivir cabreándote a diario! Mira Fernando Fernán Gómez lo ancianito que ha muerto y él se enfadaba más veces al día que tú seguro.