16 oct. 2008

Al buen tiempo, mejor cara

Estamos casi a noviembre y luce un sol espléndido donde mezclamos botas de piel con mangas cortas y gafas de sol.
Me encanta Madrid cuando paseo por la calle como si me hubiera chutado dopamina que me hiciera sonreir, porque voy hablando con mi chico y siempre me hace reir.

Llevo una semana plagada de reuniones, paseos, días que pasan rápido, rompo las tapas de los tacones, mi hombro casi se disloca del peso del portátil…. pero estoy animada porque el sol me provoca ese efecto.
Aunque ahora que lo pienso, durante la lluvia indecente que cayó el sábado, estábamos encerrados en un coche y era aun más feliz….mmmm.

He tenido un par de días malos hace unos pocos días casi semanas, y prefiero no recordarlos porque no suelen darme a menudo. Solo me dan como en estos casos, cuando determinadas personas me decepcionan, cuando veo cosas feas que no entiendo, cuando creo que no merezco algo que me pasa… pero mejor así, darse cuenta de las cosas viene bien para saber qué y quién interesa, y quién no. Y saber que tienes a otros, a alguien que te escucha, apoya, opina, aconseja, cuando le cuentas estas cosas, compensa incluso llevarse un pequeño cabreo o disgusto. Es una balanza donde cada uno nos vamos posicionando según lo que hacemos, decimos, como contamos con los otros, como actuamos.

Mi ánimo vuelve a ser el de siempre y prefiero que el post de arriba del todo sea así, con una sonrisa, contenta, ocupada... pero con ganas de seguir como hasta ahora, con planes en la cabeza, con buenas intenciones, con fines de semana al lado de mi amor, con mucha energía para ser feliz.

Y a los que intenten buscar dobles sentidos a mis palabras, pensar que tengo un mal fondo, creer que pienso una cosa y digo otra o similar….sinceramente….paso!

PD: María, gracias.

3 comentarios :

Van Hessa dijo...

Ole y ole, guapa.

Estepagrisa dijo...

hola bonita!!!
No sé que haría sin nuestras charlas. De verdad que no sabes. Ni te haces una idea de lo que cada´día te vas haciendo para mí.

P.D Te quiero mucho.

Anónimo dijo...

Gracias, tus palabras me han servido para ayudar y aconsejar a una amiga.
Como siempre tan acertada.